barcas cuadros para el salón

Cuadros para el salón: 10 ideas

Índice

Os traemos una selección de diez cuadros para el salón. Con estos ejemplo podéis decorar el dormitorio de vuestro hogar de la forma que más os guste, ya que combinamos cuadros con estancias.

Escoger cuadros para el salón no es tarea fácil. Se trata de un lugar en el que pasamos mucho tiempo: es donde comemos, donde estamos con nuestros seres queridos, donde disfrutamos en nuestros ratos de ocio… básicamente, el sitio de la casa donde se hace más vida.

Cuando decoramos nuestro salón debemos pensar en dos tipos de cuadros diferentes:

  • Los cuadros principales. Se sitúan normalmente encima del sofá, abarcando toda su superficie, ya sea con un cuadro grande o con un conjunto de obras con un late motiv común.
  • Cuadros accesorios: Son los cuadros que ponemos en el resto de los espacios disponibles, por ejemplo: encima de una mesa, de un bufet, de una mesita pequeña o de unos estantes. Se pueden poner en varios lugares siempre y cuando no queden ahogados y aporten un elemento decorativo conjuntado.   

Aquí os dejamos con nuestra selección de 10 cuadros para diferentes ambientes, lugares del salón y estilos. Esperamos que os gusten y os den ideas para aplicarlo en vuestro comedor.

Embarcadero

El primer ejemplo de cuadros para el salón que os traemos es un paisaje marítimo de unos botes amarrados en un pequeño embarcadero. Es un cuadro muy luminoso que transmite mucha tranquilidad, no solo por la iluminación, también por el efecto que crean las aguas tranquilas. Es una escena costumbrista con una alta calidad artística. La combinación cromática con el resto de la estancia es perfecta tanto con el sofá como con la pared y el resto de los elementos decorativos.

Una de las opciones a la hora de escoger cuadros para el salón es colocar un gran cuadro sobre el sofá. Los cuadros con paisajes son altamente recomendables, sobre todo en grandes formatos de, por ejemplo, unos 2 metros. Es un elemento decorativo que llena mucho espacio a un precio muy razonable.

cuadros para el salón barcas

Jardín botánico en casa

Los dípticos, como ya comentamos en artículos anteriores, son ideales para situarlos en la cabecera de un dormitorio. Sin embargo, como vemos en la imagen, también encajan de forma perfecta en el salón. En este caso el díptico ocupa la totalidad de la superficie del sofá.

Nos encontramos con dos cuadros con tonos cálidos que nos aportan aire fresco en el diseño de la estancia. Combina perfectamente con el resto de la decoración, con plantas y materiales que nos crean la percepción de estar prácticamente en un jardín botánico. Los tonos verdes, que evocan la naturaleza, y los cuadros de plantas son ideales si queremos darle un toque tropical a nuestro salón.

jardín botaánico cuadros para el salón

Otoño

Seguimos en el salón, pero cambiamos la ubicación de nuestro cuadro. Los bufets, mesitas y estantes van muy bien para formatos cuadrados como la obra que os enseñamos. Este formato es ideal, en gran medida, para zonas del comedor que no son el sofá, que congenia más con una obra rectangular.

La obra en cuestión refleja un bosque en cuyo elemento central destaca un árbol con las hojas de color rojo. Se trata de un paisaje que nos evoca al otoño por el tono de la vegetación. De la misma manera que el color rojo es imponente, los grises aportan neutralidad y en conjunto transmite tranquilidad.

cuadros para el salón rojo

París

La cuarta opción es un cuadro del autor Martí Bofarull. El paisaje de la ciudad de París con el río Sena y la Torre Eiffel de fondo, usando de contraste el tono azulado de los tejados, hace que encaje de forma perfecta con los diferentes elementos decorativos del salón.

Se trata de una obra pictórica, aunque es una reproducción digital. Apostamos por una impresión para nuestro comedor por la gran gama de productos entre los que escoger.

paris cuadros para el salón

Estanque de colores en el salón

Nos encontramos en un comedor muy divertido, con colores muy alegres y de decoración ecléctica. La decoración tiene un toque étnico, igual que el díptico que os proponemos. Al ser una obra que podríamos definir también como ecléctica, puede encajar en espacios de diferentes tipos decorativos.

En los cuadros vemos unos peces koi en un estanque, típico de los jardines zen japoneses. Se trata de una gama cromática de parchís, que se ajusta con la del resto de la estancia creando un comedor muy dinámico.

carpas koi japon cuadros para el salón

Bodegones modernos

El bodegón es la pieza clásica por excelencia de cuadros para el salón, desde hace siglos. Sin embargo, hoy en día se pueden seguir utilizando y buscar el que se adapte mejor a nuestra forma de ser y nuestra decoración.

Esta obra de naturaleza muerta le da un toque vintage y clásico a la estancia, a la vez que aporta una pincelada intelectual por los libros. En este caso vemos como tampoco hemos situado el cuadro encima del sofá y nos aporta el elemento decorativo para el salón que buscamos.

cuadros para el salón bodegones modernos

Bosque

Os traemos un cuadros para el salón que, en este caso, no ocupa la totalidad del sofá. Se trata de un bosque de colores beiges y grisáceos con un toque anaranjado que les da luminosidad y contraste. Es una pintura de trazo moderno y decorativa.

Es una pieza ideal para cualquier entorno por los colores neutros que utiliza y que podemos colocar en cualquier estancia de nuestro hogar. Para aquellas personas que los elementos decorativos no sean llamativos es una buena opción por la predominancia de la tonalidad neutra.

cuadros para el salón bosque rojizo

Recorriendo el mundo desde el comedor

Un mapa es una excelente opción como decoración si seguimos una línea vintage en nuestro salón. Es una opción diferente para nuestro comedor, que nos despierta sensaciones relacionadas con los viajes.

Aporta un toque intelectual a la estancia y, para los amantes de la geografía, sobre todo, es muy entretenido. Podemos emplear mucho tiempo en buscar países, ciudades, mares, lagos, ríos… ¡y todo lo que se nos ocurra!

mapa del mundo cuadros para el salón

Un toque vintage

Otra opción para decorar nuestro salón es utilizar carteles antiguos o “fiché”. Son carteles publicitarios de principios de siglo basados en el llamado Art Nouveau que le dan un toque vintage o retro a nuestra habitación.

En este caso puede ser un cuadro ideal si eres aficionado al coleccionismo; por la carga histórica que contiene, al ciclismo; ya que el motivo es una bicicleta y a los viajes; porque el cartel nos transporta, como en el caso anterior, hacia París.

art nouveau cuadros para el salón

Tipografía para inspirar

Por último, os proponemos cuadros para el salón basados en la tipografía. Es un elemento decorativo que esta muy de moda en la actualidad, de hecho, se utiliza mucho en el norte de Europa.

En el comedor podemos usar cuadros que nos recuerden a la familia y los sentimientos que nos despierta estar en el hogar, como en el ejemplo que os hemos puesto. Sin embargo, existen multitud de cuadros de este tipo que pueden encajar con vuestra personalidad y con el cariz que le queráis dotar a la estancia.

tipografía cuadros para el salón

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Artículos relacionados

Decoración de dormitorio con un cuadro de una pareja remando

Cuadros para dormitorio 2ª parte

Esta segunda entrega de cuadros para dormitorio viene cargada de ideas para vuestras habitaciones. Puedes hacer que el lugar en el que descansas se convierta en parte de la obra de arte que es tu casa. Encuentra la síntesis perfecta entre las piezas y tu decoración.

Juego de 2 cuadros modernos ideales para un cabezal de cama en dormitorio

Cuadros para dormitorio 1ª parte

Los cuadros para dormitorio son variados y originales. Lo ideal para un buen descanso es no recargar ni saturar la estancia con colores fuertes, si no, con motivos que inciten a la relajación. Os proponemos 5 ideas para el dormitorio de vuestros sueños.

Ir arriba